¿Cómo lidiamos con los altibajos en nuestras vidas?

Reflexionando sobre el 2018 y ya en 2019, me siento abrumada. Regresar a Canadá siempre es un momento refrescante para pensar en la vida y sobre adónde te llevará el viento en 2019.

Después de que a un buen amigo se le diagnosticara un cáncer complicado en 2017, a menudo acudía a mí para charlar sobre la mente y cómo sentirse mejor. Y ahora, después de su cirugía y en su recuperación, he pensado mucho acerca de cuán cortas son realmente nuestras vidas y cuánto damos por sentado. Toda la gente que conozco, TODA, tienen un miembro de la familia o un amigo que muere a causa de la gran C. Y cada vez más personas parecen tenerlo a una edad más temprana.

¿Qué dice eso sobre cómo vivimos nuestras vidas y cómo lidiamos con las pruebas que el destino nos depara, las recuperaciones, las alegrías de estar libres de cáncer y superar las muertes de seres queridos? Cada vez estoy más confundida en cuanto a por qué el cáncer se presenta en unos y no a otros. ¿Es genético? ¿Se basa en tu salud o dieta? ¿Está relacionado el estrés? No importa si comes de manera saludable, haces ejercicio o haces bien a las personas, el cáncer afecta a todos. Puedes fumar durante 50 años y nunca tener nada malo y morir de viejo. O podrías ser vegetariano toda tu vida y cuidarte mucho y hacer ejercicio, y padecer de cáncer sin ninguna razón … la vida es muy extraña. Mi padre dice que es la SUERTE. Y creo que hay algo de verdad en eso. Nuestro entorno ha cambiado mucho en los últimos 100 años, hay más contaminación, sobrepoblación y falta de movilidad, y estoy segura de que eso no ayuda en nada. Sin mencionar la cantidad de ondas que nos ha traído la tecnología.

Hablé con un amigo yogui que dice que la enfermedad viene del dolor emocional y para no tener que lidiar con problemas mentales. Ya sea por tener una infancia difícil, un matrimonio complicado o quizás la vida laboral muy estresante. Estamos constantemente tratando de hacer más, consumir más, vivir más y nunca parar el tiempo suficiente para lidiar con las preocupaciones que tenemos en nuestra vida; en lugar de eso, simplemente huimos de ellas y nos vamos de vacaciones, nos mudamos a una nueva ciudad, nos divorciamos o nos vamos. De la relación en relación. Necesitamos trabajar en nosotros mismos. Curarnos mentalmente para seguir nuestro camino a una forma de vida más saludable.

¿Cómo lidiamos con estos altibajos en nuestras vidas? ¿Tememos lo inevitable? Debemos tomar la vida por los cuernos y simplemente vivir. Después de leer algunos libros sobre la mente, siento que el miedo es uno de los principales culpables de muchas enfermedades y problemas que surgen en nuestras vidas. Deja de temer lo que pasará después. Por favor, no temas que genéticamente vayas a tener cáncer, si es que tu madre murió de cáncer de mama. Tal vez lo tendrás, pero tal vez no, preocuparse por ello no te ayudará. Estoy segura de que todos ya han visto o leído El Secreto. No se trata solo de riqueza y éxito. Se trata también de la salud.  Si tienes pensamientos negativos, sucederán cosas malas, si tienes pensamientos positivos, sucederán cosas buenas.

Me siento impotente al tratar de ayudar a mis amigos y familiares a atravesar el cáncer. ¿Qué puedo hacer para ayudarlos? Estar allí, pasar tiempo con ellos, es lo que la mayoría de la gente dice que es la mejor manera de ayudar. Pero siento que debería hacer más, aprender más y ayudar de una forma diferente. A menudo hacemos cursos en el estudio en Yogalinda porque yo estoy interesada en tomarlos. Morven Hamilton vendrá desde el Reino Unido para impartir un curso de 2 días en Yoga para el cáncer. (enlace del curso) Realmente necesitaríamos más de una semana para entrar en el tema, pero comenzaremos con un curso corto de 2 días. Este es un comienzo para ayudar a los profesores de yoga, médicos y a seres queridos a comprender y a ayudar a las personas con cáncer en un nivel diferente. El nivel mental.

Después de programar el curso, fui contactada desde un Hospital en Barcelona por una Oncólogo que está implementando el Yoga en su hospital en 2019 y ella es la responsable del proyecto. Mi esperanza es que el yoga se pueda proyectar en el mundo médico en términos de yoga como terapia. Los médicos pueden ayudar con la medicina, pero los terapeutas de yoga pueden ayudar en la recuperación y en la salud mental. Es realmente un proceso en paralelo para enfrentar el cáncer y obtener bienestar. Los médicos pueden hacer mucho y nosotros, como individuos y yoguis, podemos y haremos más para ayudar a calamar sufrimiento mental de tantas personas que pasan por el cáncer.

Así que en 2019, mi objetivo es ayudar a más personas en un nivel mental, no solo físico, a través del yoga y el mindfulness. En 2019, Yogalinda realizará más cursos y entrenamientos sobre la mente, el bienestar y el yoga como terapia, por no mencionar nuestro entrenamiento de 300 horas en septiembre de 2019, que es yoga como terapia, anatomía y meditación para todos los profesores de yoga que estén buscando aprender más y  obtener sus 500 horas RYT.

¡Encontrar una cura para el cáncer también sería un buen objetivo! ¿Cuál es tu meta para 2019?

por Heather Anderson
Directora y propietaria de Yogalinda

Deja un comentario