Yoga Barcelona

Hot Power Yoga: Por qué sudamos

Cualquier persona que alguna vez haya hecho un saludo al sol o haya mantenido una pose de yoga durante una larga duración puede atestiguar que el yoga no es para los débiles de corazón. Para aquellos que dicen que solo son “estiramientos” les pregunto si alguna vez han puesto un pie en un estudio de yoga. Yo creo que no.

Sube hasta el termómetro a 40°C y empuja los límites en lo que respecta a la fuerza y la resistencia y sólo puede pensar que los practicantes de yoga caliente han perdido la cabeza.  Gotas de sudor caen de la frente nada más pisar la esterilla.

¿Qué motiva a estos yoguis sudorosos a volver una y otra vez?  Créeme, como un instructora certificada y practicante de Hot Yoga, puedo testificar que hay muchos beneficios para la salud y bienestar cuando ésta se practica correctamente.

¿Por qué subimos la temperatura?

Al igual que con el Hot Yoga, la premisa del Power Hot Yoga es principalmente calentar el cuerpo para que a su vez cree sudor. El resultado es un aumento en la flexibilidad con menor riesgo de lesión, pero los beneficios no terminan aquí.
El Power Hot Yoga es una práctica de alta intensidad con bajo impacto en comparación con otras formas de ejercicio, y aún así es altamente efectivo.

La práctica de yoga en una habitación climatizada aumenta la frecuencia del pulso y el metabolismo, ayudando a desintoxicar el cuerpo y eliminar las toxinas. Esto también repercute en una mejora de la digestión. El sistema linfático mejora, aumentando su inmunidad general. A medida que el corazón late más rápido, la sangre nueva circula a través del cuerpo, impulsando sangre renovada hacia el corazón, l y beneficiando los huesos, músculos y articulaciones, haciendo que las preocupaciones sobre el envejecimiento sean una cosa del pasado.  El Power Hot Yoga no solo fortalece y tonifica el cuerpo, también quema calorías a una tasa exponencial.

¿Estas un poco confundido sobre Hot Power Yoga?

El Hot yoga es bastante sencillo, es una práctica moderada de Hatha o Yoga Vinyasa practicado en una sala con calor, pero ¿qué implica este componente de “Power”?  El Hot Power Yoga se describe a menudo como una práctica vigorosa basada en vinyasa que conecta la respiración con el movimiento.  Se sabe que es una rama de Ashtanga aún más dinámica e intensa.  Es básicamente el CrossFit para los yoguis!  Es la práctica final de la “mente sobre la materia”, inspirando la resistencia personal y la autoconfianza.

Al final de la clase las endorfinas se aceleran después de 60-90 minutos transcurridos, sudando la esterilla y dejándole con la sensación de que no hay nada en este mundo que no se pueda lograr. Al igual que con todas las formas de yoga, el Hot Power Yoga reduce el estrés y la tensión y da al practicante una perspectiva más brillante de la vida.

Unas pocas palabras sobre su precaución, el Hot Power Yoga es una práctica muy viva y los principiantes deben ser cautelosos a la hora de empezar en este nivel de intensidad.  Mi consejo como principiante en la práctica del yoga, es que practiques por lo menos 3-6 meses en un estudio normal antes de empezar Hot Power Yoga.

Es importante ser consciente de tu cuerpo, de tus limitaciones, tus fortalezas y debilidades para saber cuándo tu flexibilidad en un espacio caliente ha alcanzado su umbral.  Además, no olvides de hidratarte. Rehidratar tu cuerpo después de la clase continuará eliminando las toxinas, ayudar a tu piel a regular la temperatura y también mejora la circulación. Beber mucha agua te hidratará y ayudará a aumentar tu bienestar general.

¿A qué estás esperando?

Tanto i eres nuevo en el mundo del Yoga o eres un practicante experimentado, hay cantidad de Yoga para satisfacer a cada uno.  Prueba la distinta variedad de clases que existen y descubre cual es la adecuada para ti. Te lo aseguro, tu cuerpo te lo agradecerá.  ¿Quieres probar una de nuestras clases? Echa un vistazo a nuestra agenda en Yogalinda, Barcelona, España.

Por Emily Dawn
Traducción: Alba Vitta

Responder